Los ciclos de la vida

Con apenas 26 años ya puedo darme cuenta de tantas cosas, y es que no es necesario ser una persona de la tercera edad para tener grandes historias que contar, recuerdos que compartir; experiencias vividas, a eso me refiero.

Todos pasamos por algo distinto, bien dicen por ahí que «cada cabeza es un mundo», y cuánta verdad tiene esa frase. La persona que somos actualmente, está forjada por nuestras experiencias del pasado: lo que nos enseñaron nuestros padres, la escuela, lo que aprendimos de nuestros amigos que, ya sea para bien o para mal, marcaron algo en nuestras vidas.

Leyendo y nutriéndome sobre el tema de cuál es la mejor forma de soltar y dejar ir a alguien, aprendí que todo tiene su momento, el llamado ciclo. Aquí podemos entrar en temas interesantes que van desde la muerte de un ser querido, hasta la pérdida de una gran amistad o pareja. ¿Por qué te vas? ¿Por qué me dejas? ¿Qué a caso ya no te importo? Tantas preguntas pueden surgir en nuestras cabezas que solo hay una cosa que tenemos que entender: ¡su tiempo contigo ya fue!

Por más difícil que parezca, ese ser querido no falleció y te abandonó, dejándote con todas las cargas, tienes que entender que no fue así. Esa persona terminó su ciclo en esta vida; enseñó todo lo que tenía que enseñar, dejó huella en algunas personas, conocimientos y fortalezas. Cuando eso concluye, ya no tiene nada que hacer aquí. Déjala ir y haz que descanse en paz.

Pero si hablamos de amigos o parejas, es muy parecido, ¿no? El hecho de ya no verlos causa el mismo dolor que cuando alguien muere. La separación física causa un luto que no se le desea a nadie y, entre más hayas querido a esas personas, más fuerte y profundo será ese dolor; tal y como si saliera desde tus entrañas.

Si bien es cierto, cuando estamos pasando por algunas de estas situaciones, no vemos más allá que solo dolor y sufrimiento, pero con la mano en el corazón quiero compartirte el poder de la introspección, la meditación y el entendimiento interno. Sé que puede darte miedo, también sé que tal vez no estás en la condiciones adecuadas para hacerlo, pero en una oportunidad que tengas, comienza.

El entendimiento es la base para dejar ir y soltar, cerrar el ciclo desde la raíz. ¿Y si en lugar de culpar a Dios por llevarse a tu ser querido agradeces por todo el conocimiento y lecciones que dejó en ti? Deja de quejarte de que tu amigo te abandonó porque ya no tiene tiempo para ti, tal vez es una oportunidad para que tú también comiences a ocupar tu tiempo en algo más útil, ocuparte de tus sueños, comenzar a construirlos.

Deja de sentirte insuficiente porque tu pareja de engañó o te dejó, mejor analiza la situación y pregúntate: ¿qué enseñanza en mi vida me trajo esta relación? Cuando pasas por esta situación y dejas atrás el sufrimiento, es común que te vuelvas más fuerte emocionalmente, con mayor confianza y no se diga que ahora te quieres el triple a ti mismo. Aprendes a valorarte y no depender de nadie, aprendes a pasar tiempo contigo mismo.

Analiza, agradece y deja ir, recuerda que el ciclo de esa persona en tu vida ya terminó. Es momento de iniciar otro con nuevas y mejores.

Publicado por alexvillarrealsite

Amante de la redacción y el buen uso de la ortografía en cualquier medio; en cualquier lugar. Viajo, conozco y descubro. Comparto lo sorprendente de México con el resto del mundo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: